AccueilBenchicouKabylieArticlesPoèmesLittératureAlbumLiens

Le livre d'orE-mailChatForum

 

 


Libérez Benchicou !

                      version imprimable

                    version imprimable

 

Liberté de la presse en Algérie


 Notre solidarité agissante avec Mohamed Benchicou

Mohamed Benchicou lauréat du Prix international de la liberté d'expression 2005 "Voz del Occidente" / Espagne

Desde las altivas montañas de Oviedo hasta el majestuoso Djurdjura : un vibrante homenaje a Mohamed Benchicou

version originale          versión española

Lors de la remise du Prix international de la liberté d'expression 2005, entre autres, de La Voz de occidente à Oviedo (Asturies, Espagne), décerné à Mohamed Benchicou... Un clic pour agrandir la photo !Nuestro compañero Mohamed Benchicou, ha recibido el Premio internacional de la libertad de expresión, otorgado por la revista española la «Voz del Occidente», en homenaje a sus artículos cuyo atrevimiento está pagando con la cárcel. Su hija Nassima y su esposa han sido invitadas a Oviedo para recibir el premio. La señora Benchicou nos cuenta este viaje a Asturias.

En el avión que nos llevaba a Oviedo, capital de Asturias, y para olvidarnos del aguacero que azotaba la ventanilla, intentábamos bromear, mi hija Nassima y yo, sobre el hecho de que no sabíamos gran cosa de nuestro destino. Así que traté de cambiar los ánimos incordiándola sobre sus capacidades de intérprete que habría que someter a prueba dentro de nada...

Llegada a Oviedo, dos horas después del despegue. David Pinero, el director de la «Voz del Occidente», nos estaba esperando con su esposa Rosio. No tuvimos ningún problema a la hora de reconocerlo. Ya que llevaba en la mano una pancarta, en la que estaba escrito en letras grandes: «Mohamed Benchicou». La acogida fue calurosa y amistosa. Eran las 15:30. Y todavía nos estaban esperando para almorzar. Mi hija Nassima me hizo saber que en España se almuerza un poco más tarde.

Desde el coche en marcha, admirábamos el paisaje muy poblado de árboles, hecho de cañadas, de  montañas y ríos. Entendí enseguida el porque del rechazo de los asturianos  al proyecto de querer implantar otro Benidorm en su litoral, esa inmensa zona turística hecha de hormigón que «hiere» la Costa Blanca. Entendí porque la «Voz del Occidente» ha decidido premiar a Txiomin Goñi Tirapu, secretario general de la asociación del pueblo de Lluarca, quien por su acción, que no es siempre fácil, intenta preservar su región, e impedir que sea transformada en otra «fábrica de hormigón» para los turistas. Por haber estado en Benidorm, hace ya unos años, entiendo perfectamente ese afán de los asturianos à la hora de defender su tierra.

En el restaurante, nuestros huéspedes lo querían saber todo. Estaban preocupados sobre todo por el estado de salud de Mohamed y las condiciones de su encarcelamiento. Me preguntaban si podría volver a recuperar el uso de su brazo. Lo mismo que les preocupa  la actual situación de sus colegas argelinos que prevalece en el país, los riesgos que corren de ser arrestados por ejercer su profesión, la amenaza de desaparición que pende sobre los títulos de la prensa independiente. Naturalmente, como era de esperar, también hemos hablado de la situación en los países vecinos del Magreb, acerca de la suerte de Ali Lemrabet en Marruecos, y de Sihem Bensedrine en Tunes. 

Todo ello, digamos la conversación, fue posible gracias al concurso de gran ayuda de Nassima, a su talento innegable de intérprete.

Desde luego que no, las montañas de Oviedo no han obstruido para nada el horizonte mental de sus habitantes...

Más tarde, al anochecer, hemos pasado por nuestro hotel «Villa Argentina», una imponente casa de estilo colonial, rodeada de un magnífico jardín, y que dominante da al pequeño puerto de Lluarca. Es precisamente por el mantenimiento de este tipo de estructura hostelera que Txomin Goñi Tirapu está luchando. Nos lo dirá, aquella misma noche, mientras se debatía sobre la libertad de expresión entre periodistas de televisión, de radio y prensa escrita, profesores y militantes ecologistas. Aquí también, he de subrayar que me alegré mucho al darme cuenta que esos hombres no se limitan solo a los problemas inmediatos que les rodean, y que tampoco el espacio geográfico en que viven les impide mirar hacia el mundo exterior. Ellos también quieren saber todo lo que está pasando en Argelia,  sobre la lucha por la libertad de expresión que no cesa en nuestro país. Sobre la suerte de la Kabilia, la reconciliación nacional, entre otros temas.

¡Así que preservemos las montañas asturianas! Las que honran a todos aquellos que las pueblan, o se aproximan a ellas...

El día siguiente, día de la entrega del Premio. La ceremonia estaba prevista por la tarde en un gran restaurante de la ciudad de Navia, que se encuentra a medio camino entre Oviedo y el pueblo de Lluarca. A nuestra llegada, el cochero del lugar nos preguntaba en español, bromeando, si íbamos por la libertad de expresión. Nassima le contesta con el mismo tono: « Claro que sí. Además me gustaría llevarme un poco para mi próximo viaje a Argelia.» Empieza la ceremonia. David Pinero toma la palabra. No entendía todo lo que decía, pero sabía que estaba  hablando de Mohamed Benchicou, y del símbolo de la libertad de prensa en Argelia en que se ha envuelto a pesar suyo. Entrega el premio de la libertad de expresión, al nivel nacional, a Tito Fernández. Realizador, y autor de un culebrón que cuenta la suerte de una familia bajo el régimen de Franco. Tito Fernández, él también, se ha referido en su discurso a la lucha de Mohamed y de sus compañeros por el ejercicio de su profesión con dignidad y libertad. Txiomin Goñi Tirapu, el merecedor del premio otorgado por la «Voz del Occidente» al nivel regional, dedicara también su galardón a Mohamed Benchicou, formulando el deseo de verlo presente en la ceremonia del próximo año. Luego le tocó el torno a Nassima, quien  agradecío a la «Voz del Occidente» el premio otorgado a su padre, y a través de él a todos los argelinos, sean periodistas, sindicalistas, militantes de los  derechos humanos, o ciudadanos anónimos, quienes luchan por el respeto de las libertades democráticas en Argelia. Fue aplaudida a rabiar.

Desde lo alto de sus orgullosas montañas, los habitantes de Oviedo visitaron, esa noche, Argelia. Una Argelia en lucha.

28 de noviembre de 2005

Mme Fatiha BENCHICOU

Traducción castellana

Mohamed ZIANE-KHODJA

 

© Le Collectif pour la liberté de la presse en Algérie, 28 de noviembre de 2005

Le Collectif pour la liberté de la presse en Algérie



Copyright © 2004 - www.ziane-online.com

By Namo Interactive Inc.
All Rights Reserved.