AccueilBenchicouKabylieArticlesPoèmesLittératureAlbumLiens

Le livre d'orE-mailChatForum

 

 


Affaire Benchicou : L'arbitraire

                      version imprimable

                    version imprimable

 

Liberté de la presse en Algérie


Notre solidarité agissante avec Mohamed Benchicou

Argelia

Reporteros sin Fronteras denuncia el acoso a que está sometida la prensa

En vísperas del 22 de septiembre,"Día sin Prensa", Reporteros sin Fronteras pide encarecidamente a las autoridades argelinas que pongan fin a su política de acoso a la prensa privada.

Desde hace más de un mes, las autoridades argelinas, y particularmente "el clan Buteflika", se empeñan en acallar a la prensa privada, la que no ha prestado fidelidad al Presidente en campaña y sigue publicando asuntos de corrupción, en escándalos económicos y políticos. En principio, las autoridades usaron subterfugios económicos para zancadillear a esa prensa, demasiado curiosa y a veces irreverente, antes de adoptar la estrategia del acoso sistemático : repetidas citaciones de la policía judicial a periodistas, empresarios de prensa y directores de periódicos, y después detenciones. Aunque, desde su acceso al poder en 1999, Abdelaziz Buteflika nunca ha mantenido relaciones calurosas con la prensa, desde hace un mes la situación se ha vuelto alarmante. El Presidente se dedica a un sistemático examen minucioso de los periódicos privados, descubriendo todo lo que podría dar lugar a un control judicial, o mejor aún, a un proceso por atentado al jefe del Estado (el artículo 144 bis del código penal establece penas de dos a doce meses de cárcel, y multas que van de 50.000 a 250.000 dinares (de 600 a 3.000 euros) en caso de ofensa al Presidente de la República, al Parlamento y al ejército, en términos que contengan injurias, insultos o difamación). La ronda de citaciones y detenciones provoca malestar, las últimas han sido las de Ahmed Benaoum (detenido el 11 de septiembre), patrón de la sociedad Er-raï el Aam, editora de los periódicos Er-raï, Le Jorunal de l'Ouest y del semanario Detective, y de Fouad Boughanem, director del Soir d'Algérie (detenido el 16 de septiembre).

Frente a esta situación preocupante, verdadera declaración de guerra a la libertad de expresión, la profesión se ha organizado e intenta orquestar una respuesta colectiva y organizada, aunque la unidad y la cohesión no caracterizan precisamente a esa prensa privada, dividida y minada por rivalidades ideológicas e intereses económicos divergentes. Así, una docena de diarios, de las 43 cabeceras de la prensa privada, han decidido hacer el lunes 22 de septiembre una huelga de prensa, para sensibilizar a la opinión nacional e internacional, y para demostrar al poder que ha llegado el momento de parar esa ridícula y humillante mascarada del acoso.

Recordatorio de los hechos :

  • 14 de agosto : Le Matin, Le Soir d'Algérie, Le Liberté, L'Expression, El Khabar y Er-raï, son conminados a pagar  sus créditos a las imprentas del Estado, antes del 17 de agosto.
  • 18 de agosto : Estos seis periódicos no están en los kioskos.
  • 21 de agosto : Pagan sus créditos y reaparecen Le Liberté y El Khabar.
  • 23 de agosto : Mohamed Benchicou, director del diario Le Matin, es detenido en el aeropuerto de Argel, con   una suma importante en bonos, en sus maletas. El Ministerio de Finanzas plantea una denuncia por "infracción   al control de cambios y los movimientos de capitales"
  • 26 de agosto : la policía dirige cuatro citaciones a Farid Alilat, director del diario Le Liberté, Said Chekri, su   redactor jefe, Alí Ouafek, director de coordinación, y al periodista Rafik Hamou.
  • 27 de agosto : Reaparece Le Matin, tras pagar sus créditos. A Mohamed Benchicou se le pone bajo control   judicial.
  • 28 de agosto : Farid Alilat, Said Chekri, Ali Ouafek y Rafik Hamou se presenta en la comisaría.
  • 1 de septiembre : Nuevas citaciones dirigidas a siete colaboradores de Liberté : el ex director Outoudert Abrous, Farid Alilat, Said Chekri, el caricaturista Ali Dilem, el cronista Mustafá Hammouche, y los periodistas Rafik Benkaci y Mourad Belaidi. Le Soir d'Algérie reaparece tras pagar sus créditos.
  • 3 de septiembre : Farid Alilat, Said Chekri, Ali Ouafek y Rafik Hamoun comparecen ante el fiscal y el juez de instrucción. Quedan en libertad provisional. El cronista Mustafá Hammouche y el periodista Mourad Belaidi se presentan ante la policía judicial, tras una citación.
    Mohamed Benchicou recibe una citación.
  • 6 de septiembre : Mohamed Benchicou y Ali Dilem deciden no acudir más a las citaciones de la policía judicial, y responder de sus actos solo ante la justicia. Fouad Boughanem, director del Soir d'Algérie, recibe una tercera citación.
  • 8 de septiembre : El fiscal de la República firma dos mandatos de captura de Ali Dilem y Mohamed Benchicou. Son detenidos por la policía judicial y conducidos a la comisaría central de Argel.
  • 9 de septiembre : Ali Dilem y Mohamed Benchicou con inculpados por ofensas al jefe del Estado. Quedan en libertad provisional. Su detención provoca un colapso en la vía pública y tres fotógrafos son conducidos al puesto de policía, y posteriormente quedan en libertad.
  • 11 de septiembre : Detenido El Aam Ahmed Benaoum, patrón del grupo de prensa Errai el Aam, tras denunciarle por "falsedad y uso de falsedad". Dos asuntos de derecho común, que datan de hace veinte años, son el origen de esa denuncia.
  • 14 de septiembre : Benaoum pasa a estar bajo control judicial, y luego queda en libertad. Una decena de periódicos independientes deciden hacer del 22 de septiembre un "Día sin Prensa".
  • 16 de septiembre : Fouad Boughanem es detenido delante de La Casa de la Prensa, en Argel, y conducido a la comisaría central. Queda en libertad a media tarde. Algunos periodistas, llegados a la comisaría para protestar por su detención, son detenidos y luego quedan en libertad. Entre ellos, la directora de la redacción del Soir d'Algérie, Malika Boussouf, el redactor jefe del Soir d'Algérie, Badreddine Manâa y Rabah Abdallah, secretario general del Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ).
  • 17 de septiembre : L'Expression reaparece tras pagar sus créditos.
  • 22 de septiembre : Un día sin prensa.

Reporteros sin Fronteras (RSF) defiende a los periodistas encarcelados y la libertad de prensa en el mundo, o sea el derecho de informar y estar informado, en conformidad con el artículo 19 de la Déclaración Universal de Derechos Humanos. RSF cuenta con nueve secciones nacionales (Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Reino Unido, Italia, Suecia y Suiza), con representaciones en Abidyán, Bangkok, Buenos Aires, Estambul, Montreal, Moscú, Nueva York, Tokio, y Washington, y con un centenar de corresponsales en el mundo.

 

© Reporters sans frontières.19 de Septiembre de 2003

Le Collectif pour la liberté de la presse en Algérie



Copyright © 2004 - www.ziane-online.com

By Namo Interactive Inc.
All Rights Reserved.